Para conocer tu talla, mide la longitud de tu pie. Desde la punta del dedo más largo hasta el final del talón.

Repite el proceso con los dos pies, ya que es muy común tener un pie más grande que el otro.

De los dos pies escoge el zapato que te quede más grande, por lo contrario, te podría apretar y ser incómodo.

Ten en cuenta que las tallas y las medidas pueden variar según el modelo elegido y los materiales de fabricación. Las medidas son aproximadas.

De todos modos recuerda que si no escogieras el número correcto puedes solicitar un cambio de forma gratuita.

Este es un aviso de cookies estándar que puede adaptar o deshabilitar fácilmente a su gusto en el administrador. Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web.